Curso de Bolsa (Analisis Tecnico) #1 – Velas Japones y Soportes/Resistencias

Con esta entrada inicio el Curso de Bolsa que periodicamente iré publicando, para aprender desde cero con este curso.

Cualquier activo (ya sea una acción, un índice o materias primas como el oro o la plata….) tienen una representación gráfica en la que se observa la evolución de su precio a través del tiempo, pues bien el estudio de esa evolución del precio en el pasado es lo que nos ayudará a predecir que va a hacer la cotización en el futuro.

Dicho así parece poco creible, el que podamos predecir el futuro, pero conforme vaya explicando el porqué de cada indicador o concepto entenderéis el razonamiento sociológico que se esconde detrás del análisis técnico.

Para empezar es muy importante que contéis con un programa con el que poder analizar las diversas acciones o índices, para ello ya elaboré un video explicando cómo descargarse e instalarse este programa, por lo que si aún no lo tenéis os dejo aquí el link.

Os contaré que podréis observar gráficos de cotización de diversos tipos: Lineales, de barras o de velas japonesas (también llamados candlestick).

Todos ellos muestran información acerca del precio de la acción en el tiempo, pero para nuestro fin el más útil bajo mi punto de vista es el de velas japonesas que os explicaré como entenderlo.

Este gráfico está compuesto de velas que representan la cotización del activo en 1 unidad de tiempo, que depende el detalle del gráfico puede ser: (1 hora, 1 día, 1 semana, etc….).

Y cada vela puede estar compuesta de las siguientes partes:

  • Cuerpo: El cuerpo es la parte coloreada de la vela y está delimitada entre los precios de apertura y cierre del periodo de la vela. Si el precio de Apertura es inferior al de cierre diremos que es una “vela blanca”, “vela verde” o “vela alcista”. Los dos primeros términos vienen dados por los colores con los que se suelen representar el cuerpo en los programas de análisis técnico, y si el precio de apertura es superior al de cierre diremos que es una “vela negra”, “vela roja” o “vela bajista”.
  • Sombra: La sombra es la parte representada por una línea tanto superior como inferior al cuerpo y marca la cotización máxima y mínima de esa sesión o periodo de tiempo que representa la vela.

Por ejemplo en la siguiente vela de un gráfico diario de Inditex que hemos analizado con el programa ProRealTime podemos observar que si dejamos el cursor sobre la misma nos muestra toda la información relevante, es decir ese día Inditex abrió a 31,125€ y cerro a 32,190€, por lo tanto la vela se ha dibujado su cuerpo en verde. También observamos que durante la sesión llego a caer bastante hasta los 31,975€ por eso su sombra inferior tan alargada y llego a subir un poco más del cierre a 32,210€.

Pues bien con esto podemos decir que ya sabemos leer un gráfico de velas japonesas e identificar que hizo la cotización en el pasado, muy diferente a saber interpretarlo e intentar preveer que pasará en el futuro que es lo que poco a poco aprenderemos.

Una vez ya sabemos que representan las velas os voy a contar un par de términos fundamentales en el análisis técnico que son los soportes y las resistencias, que vais a entender de manera muy sencilla con esta frase.

“En Bolsa la operativa ideal para sacar la mayor rentabilidad es comprar acciones en zonas de soportes y venderlas en zonas de resistencia”.

Un soporte es un nivel de precio en el cual al llegar a él lo más probable es que la acción suba y una resistencia es un nivel de precio por el cual al llegar a él lo más probable es que la acción baje.

Como identificar que niveles o zonas de soporte y resistencia tiene una acción os lo contaré a continuación, pero lo más importante es que tengáis en mente que tras una bajada del precio de una acción y llegada a una zona de soporte lo más probable (hablaríamos de un 75%/80% de probabilidad para entendernos) es que la acción se detenga y vuelva a subir por lo que sería un momento idóneo para comprar.

A la inversa, lo mismo tras una subida cuando lleguemos a un nivel de resistencia lo más probable sería que esta detuviera su subida y volviera a bajar, por lo tanto sería buena idea para recoger beneficios y salirnos de ese valor o para recomprar más barato.

Como siempre la bolsa no es una ciencia exacta sino que se trata de predicciones en función de probabilidades y de hechos pasados, por lo cual nadie nos asegura que al llegar a un soporte no lo pueda perforar y seguir cayendo o al llegar a una resistencia que la sobrepase y siga subiendo como si nada. Pero con la estadística en la mano llevaríamos la de ganar en un número importante de operaciones.

Los soportes y las resistencias existen ni más ni menos que por la psicología de los inversores, os pongo un ejemplo. Si muchos inversores identifican la zona de los 4,5€ en el Santander como una zona de soporte clave porque cada vez que el valor llega a ese punto la cotización se “entiende barata” y se disparan las compras, por lo cual la acción sube, está claro que hay muchos inversores pensando de la misma manera y por lo tanto se forma una zona de soporte importante.

En el gráfico podéis observar que hasta en 5 ocasiones sucedió este escenario, pero a la sexta vez que fue la cotización a tocar esa zona, el soporte no pudo aguantarlo y lo perforó claramente, en este punto muchos de los inversores que habían comprado a 4,5€ donde la acción les pareció barata les entró el pánico y empezaron a pensar que a 4,5€ ya no estaría barata si no cara y que ya no querrían ganar dinero, sino únicamente esperar a que subiera la acción a ese valor para poder venderla y no tener pérdidas. Por lo tanto nos encontraríamos que la famosa zona de soporte de los 4,5€ se convertiría en la nueva zona de resistencia de los 4,5€ para el Santander.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *